Los pasos en la Catedral

IMG-20150920-WA0011

La noche de ayer tuvo un especial interés para nuestra  Hermandad dadas las novedades que ofreció para quienes siguen con interés la historia de la Cofradía.

Los dos pasos bajaban, en torno a las diez de la noche, por la Cuesta de San Cayetano. Completos en su adorno salvo por las flores y, lógicamente, sin la presencia de lo más importante, los Titulares.

El transcurso por Ollerías, Colón y Cruz Conde no presentó mayor novedad, aunque la llegada a la plaza de las Tendillas ya supuso una mayor concentración de curiosos que, sobre las once y media de la noche, se arremolinaban alrededor de los pasos y que se convirtieron en una pequeña multitud que ya nos acompañó hasta la entrada en la Catedral y que provocó algún “atasco” por la calle Deanes.

Si bien el paso de Jesús Caído ya entró en la Catedral en 2013, con motivo del Via Crucis Magno, el palio realizó su primer tránsito a costaleros por el Patio de los Naranjos y, también por primera vez, pudimos contemplarlo en el interior de las naves catedralicias.

La soledad de la Catedral abrumó a los presentes y extendió un silencio sobrecogedor que sólo mutaba por el cadencioso racheo de los pies de los costaleros y la voz de los capataces.

Finalmente, los pasos quedaron bajo dos arcos de la capilla Mayor a la espera de terminar su decoración y de acoger a Nuestro Padre Jesús Caído y Nuestra Señora del Mayor Dolor en su Soledad el próximo sábado 26.

Queremos mostrar nuestro agradecimiento a la labor llevada a cabo por la Policía Local, quien en todo momento nos acompañó con varios vehículos y a los servicios municipales que retiraron los obstáculos de las estrechas calles Deanes y conde y Luque. Asimismo, destacar la presencia de miembros de la vocalía de estación de penitencia de la Agrupación para ayudar a solventar cualquier contingencia que pudiera producirse.